Know-Your-Starting-Color-and-ToneHeader

CONOCE TU COLOR Y TONO INICIALES – OBTÉN UN RESULTADO DE COLOR ÓPTIMO

COMIENZA CON LOS PRINCIPIOS BÁSICOS

COMIENZA CON LOS PRINCIPIOS BÁSICOS

Para obtener el color que realmente te encanta, es fundamental tener en cuenta lo siguiente: tu color inicial, que es tu color actual, y tu tono. A continuación, una explicación de estos dos conceptos básicos que te ayudarán a encontrar la tonalidad perfecta.

TU COLOR INICIAL

Para determinar dónde puedes llevar tu cabello en términos de color, el factor más importante es saber dónde se encuentra tu color en este momento. Si has teñido tu cabello previamente, esto significa que debes considerar tu color actual como el color inicial, y no el color con el que naciste. Por ejemplo, el color natural de tu cabello puede ser castaño medio, pero si, actualmente, te tiñes a una tonalidad castaño claro, éste debe ser tu color inicial. Entonces, ¿qué significa todo esto en cuanto a cambiar el color de tu cabello? La regla de oro general respecto a la coloración es: Si no te has teñido anteriormente, puedes teñirte con éxito hasta dos niveles más claros o más oscuros que tu color inicial. Si, actualmente, tu cabello es castaño medio, por ejemplo, podrías aclararlo a un castaño claro o rubio oscuro, u oscurecerlo a un castaño oscuro. No obstante, si te has teñido anteriormente, puedes usar una tonalidad dos niveles más oscura, pero solo un nivel más clara, a fin de evitar que el tono se aclare demasiado. Como siempre, si tienes luces o deseas aclarar u oscurecer el cabello más de dos niveles que tu color actual, te recomendamos que visites el salón.

TU TONO

El término "tono" tiene diferentes significados según los diversos contextos. Respecto a la piel y al cabello, existen tonos cálidos y fríos. Para determinar si te sienta mejor lo cálido o lo frío, considera el tono de tu piel y el color de tus ojos. Un buen comienzo es pensar en los colores con los que te sientes cómoda, aquellos con los que te ganas muchos cumplidos cuando los usas. Es probable que esos colores se encuentren en la misma familia que tu propio tono. Como verás a continuación, establecer un tono que entre en armonía con tu coloración, ya sea fría o cálida, es fundamental para la composición de tu imagen.

TONOS CÁLIDOS

Las personas con coloración más cálida lucen mejor los tonos cálidos que se basan en la familia de color dorado/cobre. La coloración cálida incluye una variedad de combinaciones de tonos de piel y color de ojos, incluidos el cabello castaño dorado con piel clara y ojos avellana, cabello rubio con piel durazno y ojos azules, y piel oliva dorada con cabello negro y ojos marrones. Habitualmente, las pelirrojas se incluyen en esta categoría. La piel tendrá un color de fondo amarillo. ¿Luces mejor en tonos duraznos que en tonos rosas? ¿Te quedan mejor las joyas de oro que las de plata? Entonces, es probable que tu coloración sea cálida. Algunos términos que te ayudarán a determinar si la tonalidad del cabello es cálida y si combinará con tu coloración son: dorado, bronce y cobre. Los tonos cálidos en el cabello añadirán calidez al color de tu cabello, que, con frecuencia, se ve rojo o dorado.

TONOS FRÍOS

Las personas con coloración fría lucen mejor en tonos fríos, que se basan en la familia de azul/violeta. La coloración fría incluye una variedad de combinaciones de tonos de piel y color de ojos, incluidos el cabello oscuro con piel clara y ojos azules, cabello rubio con piel rosada y ojos azules, y piel muy oscura a negra con cabello negro y ojos marrón intenso. La piel tendrá un color de fondo rosa. ¿Luces mejor en tonos azul marino que beige? ¿Te quedan mejor las joyas de plata que las joyas de oro? Entonces, es probable que tu coloración sea fría. Algunos términos que te ayudarán a determinar si la tonalidad del cabello es fría y si combinará con tu coloración son: cenizo, platinado y champaña. Los tonos fríos en el cabello le restarán calidez al color de tu cabello . Estos, con frecuencia, se utilizan para reducir los tonos cobrizos.